Review 2×08: Rose

“Eres una Petrova Doppelgänger, la llave para romper la maldiciónle dice Rose, una vampira de más de 500 años de edad a una asombrada (y secuestrada) Elena. “¿La maldición del sol y de la luna? ¿Por qué dices que soy la llave que rompe la maldición? Es la piedra lunar la que la rompe”, responde ella. “No” le replica Rose. La piedra lunar es la que mantiene la maldición. El sacrificio de la doppelgänger es lo que la rompe. Esto significa que para romper la maldición tienes que morir.

Después de todo, la malvada y obsesiva Katherine no mentía cuando Damon la encerró en la tumba. “Ella es la doble, debe ser protegida”.

Ha sido un capítulo trepidante y lleno de acción donde los haya, a la altura de la temporada. En él hemos descubierto más acerca de las leyendas e historias de los vampiros, han aparecido nuevos personajes y  nos hemos adentrado en un “road-trip” muy fructífero para los hermanos Salvatore. ¿Os animáis a entrar?

"¡Dios. Desearía no tener que hacerlo!"

Elena ha sido secuestrada por Rose (personaje importante, intuyo, ya que el título del capítulo se debe a su nombre) y Trevor: dos vampiros mercenarios que están dispuestos a entregarla a cambio de saldar las deudas que tenían en el pasado con vampiros mucho más antiguos todavía. Por cierto: gran tortazo el de Rose a Elena cuando ésta no para de insistirle para que le explique qué es lo que quieren de ella (¿Quién no  se ha sentido así alguna vez con ella?. A veces dan ganas de pegarle dos bofetadas). Me cae bien Rose… tiene carácter 🙂

Por otro lado, Stefan se da cuenta de la desaparición de Elena gracias a Jeremy, quien le comenta que no ha dormido en casa esta noche. Por lo tanto acude en busca de Damon para preguntarle si realmente encerró a Katherine en la tumba, ya que el secuestro de Elena parece llevar su firma. Damon niega las acusaciones de su hermano y le comenta que antes de encerrarla, Kath le confesó que Elena corría peligro. Evidentemente hizo caso omiso de sus advertencias debido a su dudosa credibilidad. Por un momento parece que Damon sea el hermano racional, e intenta impedir que Stefan libere a Katherine de la tumba porque negociará su libertad y los matará. Stefan, más impulsivo que de costumbre, no atiende a razones al tratase de Elena.

Mientras tanto, Caroline está intentando lidiar con Tyler después de las duras palabras de Damon hacia ella. “No puedes ser su amiga. Es un hombre lobo. Te matará”. Por lo tanto procura evadir las preguntas  del lobezno en la medida de lo posible… pero él no se lo pone nada fácil. ¡Y mucho menos cuando se acaba dando cuenta de que ella es más fuerte que él! ¿Logrará Caroline mantener su secreto a salvo con lo impulsivo (y sexy) que es este chico a veces?

Stefan y Damon se ponen en camino al rescate de Elena después de haber averiguado su paradero a través de un hechizo de Bonnie. Ella tampoco cree que sea una buena idea abrir la tumba para liberar a Kath, y procura utilizar otros medios (como esparcir sangre de Jeremy, su pariente más cercano, sobre un mapa de USA). Jeremy quiere ir con Stefan, pero éste se niega a aceptar su ayuda. Por suerte entra Damon en escena para acompañar a su hermano en el viaje. Stefan parece sorprendido: “¿Vienes conmigo?” “Es Elena” le responde Damon sin dudarlo. El viaje es largo, y brinda la oportunidad a los hermanos de mantener una interesante conversación: “Sácalo fuera: ¿Estás en este coche porque quieres ayudar a tu hermanito a salvar a la mujer que ama, o es porque tú la amas también?” le pregunta Stefan. Damon, como siempre, procura evadirse y le responde que puede salir de esto tan fácilmente como entró. “Esto es lo bonito del caso. No puedesle replica. Por una vez estoy de acuerdo con él: Damon va a tener que hacer muchos esfuerzos para olvidarse de Elena.

Bonnie & Jeremy. Los dos tortolitos amigos intentan prestar apoyo logístico desde casa de los Gilbert, y Bonnie intenta un nuevo hechizo para enviar un mensaje a Elena, pero las cosas no resultan tan fáciles como parece y la bruja se desmaya en el intento ante los atónitos ojos de Jeremy. Bonnie le suplica que no revele su debilidad a nadie, pues esto la haría vulnerable ante los demás. Se siente sola, palabra mágica para que Jeremy le suelte el discurso al que nos tiene acostumbrados sobre que la comprende perfectamente porque él también se siente solo.

Volvemos de nuevo con Elena escuchando una conversación entre Rose y Trevor acerca de un tal Elijah, que  parece ser está interesado en la doble de Katherine y por este motivo ha sido secuestrada. Rose le acaba revelando que es uno de Los Vampiros Originales y la necesitan para liberarse de un entuerto que hubo hace 500 años. Le confiesa que es una “Doppelgänger Petrova”, la llave para romper la maldición del Sol y de la Luna por la cual los vampiros no pueden caminar bajo el sol y los hombres lobo se transforman con la luna llena. Por lo visto la piedra lunar sirve para contenerla, y Elena debe morir para romperla. Ambos vampiros llevan huyendo tanto tiempo por haber confiado en Katherine, la primera doppelgänger Petrova. Trevor la ayudó a escapar de su destino y no van a volver a cometer el mismo error otra vez (es decir, no van a dejar que Elena escape). Pero Elena tiene esperanzas de ser encontrada porque el hechizo de Bonnie ha funcionado. Sabe que Stefan y Damon van en su busca.

Caroline regresa a casa después del instituto, y se encuentra con que Tyler ha entrado para obligarle a hablar. Se respira una gran tensión sexual entre ambos. Tyler la ataca y ella, al defenderse, acaba mostrándole su verdadera identidad. Finalmente la tensión desaparece, y Caroline empieza a darle algunos consejos que a ella le fueron útiles cuando se convirtió, y le miente al decirle que es la única vampira en Mystic Falls. Tyler tiene miedo, y se acaba fundiendo en un gran abrazo con ella. Es un mundo completamente nuevo para ambos, y parecen comprenderse muy bien mutuamente. Me pregunto cómo le sentará a Matt esta nueva amistad.

De nuevo otra gran conversación entre los hermanos Salvatore: Damon descubre que Stefan ha estado tomando la sangre de Elena en pequeñas dosis para controlar su adicción. Su cara de sorpresa e ironía pronunciando la frase “Qué romántico” no tiene precio. Se pregunta si Elena se hubiera prestado a abrirle sus venas si hubiese conocido al Stefan de antaño que disfrutaba asesinando a sus víctimas. Ya nos imaginábamos que San Stefan tenía un pasado algo turbulento… ¿pero tanto?

Elijah llega a la mansión donde retienen a Elena. Rose suplica su perdón, y creyendo sus palabras, le muestra a la Doble Petrova. Parece atónito y satisfecho con Elena, ya que además de ser una copia idéntica de Katerina, es humana (lo que me imagino será de gran relevancia para llevar a cabo el sacrificio). Trevor está muy asustado… y no es para menos: quien se la juega a los Originales acaba pagando, y él no iba a ser menos. Su pobre cabeza acaba volando por los aires ante una impactada y sollozante Rose. Elena intenta negociar con él hablando de la piedra lunar (¿a dónde vas a parar, chiquilla? ¿de verdad te crees que te ibas a salir con la tuya ante un vampiro que debe tener más de 1.000 años?) y Elijah le arrebata el colgante de verbena del cuello, por lo que la obliga a contarle que la piedra se halla en la tumba del cementerio de Mystic Falls con Katherine. De repente aparecen Stefan y Damon en la casa, demostrando que el trabajo en equipo es lo mejor que saben hacer, y consiguen confundir a Elijah con diversos artefactos caza-vampiros proporcionados por Alaric. Stefan acaba rodando con él por las escaleras, y cuando el viejo vampiro se dispone a atacarle, aparece Damon con una estaca de madera que le clava directamente al corazón. Rose huye y Elena baja por las escaleras llena de júbilo. Aparentemente se dirige a Damon para abrazarlo…. o eso piensa él porque el abrazo va dirigido a Stefan, así que Damon se tiene que conformar con un simple “gracias” de consolación. Lo que desconocen es que Elijah no está realmente K.O. del todo. Parece ser que los Antiguos no mueren de la forma vampírica convencional, así que la próxima vez van a tener que ser más creativos.

Vuelta a Mystic Falls con los hermanos Salvatore. Por fin, después de 145 años,  la palabra “perdón” sale de la boca de Stefan, y reconoce ante Damon que fue egoísta al convertirle porque no quería estar solo. Damon no parece estar muy receptivo, aunque ya vemos que a este hombre le cuesta hablar de sentimientos últimamente, y las calabazas recibidas a lo largo de toda la temporada posiblemente tenga algo que ver. La que está dispuesta a ayudar a los hermanos es Rose, pues aparece en Can Salvatore revelándole a Stefan que Elena sigue en peligro porque el Jefe de los Antiguos, Klauss, vendrá a por ella, y la inestimable colaboración de una vampira de más de 500 años no vendría nada mal, ¿verdad?

Alguna vez había dicho que el momento más romántico de toda la serie había sido, para mi gusto, la confesión de Katherine a Stefan en la que le prometió que volverían a estar juntos para siempre (2×04 Memory Lane). Acabo de cambiar radicalmente de opinión, pues no tiene punto de comparación con la siguiente gran escena:

Elena sale del baño tras intentar curarse las heridas, y se asusta (como siempre) al ver a Damon en la habitación. Al principio se muestra reacia ante su presencia (no me extraña, hace 8 capítulos la situación era muy parecida y Jeremy acabó en manos de Damon con el cuello roto), pero se alegra de ver que ha recuperado el colgante de verbena.  Elena se estremece al darse cuenta de que Damon no se lo va a dar tan fácilmente. “Por favor, devuélvemelo”, le suplica asustada, pensando que va a hacer de las suyas. “¿Por qué no me lo devuelves?”.  Damon decide responder: “Porque lo que estoy a punto de decir es probablemente lo más egoísta que he dicho en mi vida” Elena sigue asustada al desconocer lo que tiene preparado Damon para ella. Sabe que es un vampiro peligroso a quien no le importaría obligarle a hacer cualquier barbaridad. “¡Solamente tengo que decirlo una vez. Solamente tienes que oírlo!”.

Nunca se hubiera podido llegar a imaginar que las palabras que tenía preparadas Damon para ella distaban mucho de lo que (posiblemente) pensaba en aquel momento: Te amo, Elena. Y es porque te quiero que no puedo ser egoísta contigo, por eso no puedes saberlo”. Elena no puede articular ninguna palabra ante la confesión de Damon. “No te merezco, pero mi hermano sí”. Elena sigue en shock, sin moverse lo más mínimo. Damon se acerca a ella y la besa tiernamente en la frente. En otra ocasión Elena habría apartado la cara o hubiera dicho alguna barbaridad tipo “siempre será Stefan”, pero esta vez es diferente. Se acaba de dar cuenta de lo que Damon puede llegar a hacer por ella, sacrificando su amor para que sea feliz. “Dios… desearía que no tuvieras que olvidarlo, pero lo harás” le dice Damon con lágrimas en los ojos. Elena se despierta. No hay nadie en la habitación, y se extraña al darse cuenta de que el collar de verbena ha llegado inexplicablemente a su cuello.

En esta maravillosa escena hemos sido testigos de lo que Damon puede llegar a hacer por amor. Anteponer la felicidad de ella y de su hermano a sus propios sentimientos es un acto realmente noble para empezar a ser merecedor de Elena, ¿verdad?

En resumen:

  • Por fin hemos descubierto que Katherine huía de los Antiguos (especialmente de Klauss, su “creador” en los libros de L.J. Smith).
  • La piedra lunar mantiene la maldición del sol y de la luna, y el sacrificio de Elena la rompe. Los Antiguos tuvieron la oportunidad de romperla hace 500 años con Katerina, pero al convertirse en vampira me imagino que ya no les sirvió. No obstante lleva huyendo de ellos desde entonces (como se ha podido ver con Trevor, Los Antiguos no perdonan).
  • Caroline & Tyler: Me gusta más esta pareja que la de Matt con Caroline.
  • Bonnie & Jeremy: Se me hace raro verlos juntos…. pero bueno. Veamos a ver cómo lo desarrollan.
  • Después de tanto tiempo Damon ha admitido su amor por Elena, pero ha decidido sacrificarse para que sea feliz junto con Stefan. Esperemos que Elena se quede con un vacío en su interior (como le ocurrió a Jeremy) e inexplicablemente empiece a sentir cosas. Aunque otra vía de recordar la confesión podría ser convirtiéndose….
  • Rose: Personaje interesante a quien le van los chicos malos. Posiblemente se fije en Damon, quien necesitará mucha marcha ahora que ha renunciado a Elena por su bien. Aunque todos sabemos que no va a poder olvidarla tan fácilmente, por muchas mujeres con las que se acueste.

2 pensamientos en “Review 2×08: Rose

  1. Patri

    la escena más bonita de toda la serie es la declaración de amor de Damon!!! cuando luego le hace olvidar lo que le ha dicho y cae esa lágrima… ains!!!
    y la que le sigue para mi gusto es esa otra en que Damon cree besar a Elena y en realidad besa a la malosa de Katherine. Me encanta hasta la canción que suena!!!
    deseando estoy ver el próximo capítulo.

    Responder
  2. Cristina

    Esa lágrima de Damon… ¡¡pobrecito!!
    La relación Bonnie & Jeremy no me gusta nada!! jajajajaja. En cambio la de Caroline & Tyler si!!
    Lo malo es que el pobre Matt se va a quedar todavía más solo… jajajaja
    Rose fijo que va a por Damon, pero habrá que ver la reacción de Elena!!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s